El Silencio en el Sufrimiento – Lulú Velázquez

Vida y Sentido

Lulú Velázquez

Para algunos, el sufrimiento es una forma de purificar el alma y, para otros, es un castigo divino. El dolor no solo es físico. Hay dolores del alma que calan los huesos, que incordian el alma y no dejan tener paz. De ese dolor quiero hablarte hoy.

Cuando el sufrimiento es visto como purificación, estamos dispuestos a vivirlo con sentido. Pero cuando lo vemos como un castigo, nos quedamos mudos y el sufrimiento es doble. Nos genera culpa, enojo, rencor y todo ello nos pone una barrera para avanzar a la liberación.

¿Qué hace al hombre libre?  ¡La verdad! Ella lo hace libre y no lo digo yo, lo dice quien nos ha creado con amor. Cuando decimos o escuchamos la verdad, nuestro ser vive una liberación única. No hay ataduras, no más culpas. Seguramente has escuchado mucho sobre dejar fluir. Es un buen término para decir: dejar de luchar, dejar de querer que las cosas salgan como tú quieres. Aun en medio del sufrimiento, si no dejas de luchar te vas a frustrar. Cuando estamos en la turbulencia emocional, se nos dificulta darle nombre a lo que estamos sintiendo y eso nos enmudece.

El silencio en el sufrimiento no debe ser una decisión. Ese temor a hacer daño, a contagiar el dolor a quien amo. Algunos le llaman: la conspiración del silencio. Esa actitud que bloquea y que nos hace perder el tiempo para ponernos a cuentas, es lo que debemos superar y ayudar a superarlo a quienes amamos.

IMG-20181106-WA0000

Miedo a la verdad

En algunas ocasiones o quizás en muchas, tememos a la verdad, porque no se ajusta a lo que somos o a lo que sentimos y eso nos genera dolor. Preferimos evadir. Pero algo que debemos tener presente, es lo que hemos escuchado de nuestros abuelos: “Tarde que temprano llega”. Entonces, ¿para qué retrasar esa platica necesaria, donde vamos a decir lo que nos duele? En los pacientes terminales es común esta actitud, pero déjame decirte algo antes de continuar con esto: No somos pacientes terminales, no nos han diagnosticado una enfermedad mortal. Pero eso no nos exenta de morir hoy. ¿Te das cuenta? Debemos estar hablando siempre de nuestros temores y de lo que nos hace sufrir con quienes amamos. Volvamos a los pacientes que tienen dolor en el alma, que tienen miedo a lo desconocido, porque han perdido su autonomía, su integridad. Ellos están viviendo un proceso no solo emocional sino espiritual, que les está empujando a hablar. Pero que su miedo los hace estar en silencio.

IMG-20181106-WA0001

La decisión de hablar

Hace unos meses, tuve la oportunidad de conocer a una persona que ya partió de este mundo y nuestra primera plática fue sobre su proceso doloroso de la enfermedad. Conocía bien su diagnóstico y lo que seguía. Pero su mayor sufrimiento era que su nieta, a la cual educó y con quien mantenía un vínculo muy fuerte, no sabía que él estaba muriendo. Sufría al pensar lo que ella pasaría en su ausencia. Quería decirle todo y nada, y, aunque parece sencillo solo hablar, es más doloroso de lo que imaginas cuando sabes que se hablará de tu próxima ausencia. Tuve la oportunidad de platicar con ella, quien, a su edad de 13 años, estaba más que consciente de la próxima partida de su amado abuelo. Pero ella no quería hablar con él, por temor a hacerlo sufrir. Porque ella quería expresarle lo mucho que le dolía saber que ya no lo podría abrazar más, que no tendría los consejos de la persona que más admiraba. En el momento en que se rompió el lazo del silencio, todo se habló. Pudieron externar su tristeza de manera natural, real. Planearon estar juntos hasta el último momento. Se prometieron amor más allá de la eternidad y planearon su funeral: la ropa que él quería que le pusieran y el lugar dónde quería ser sepultado. Unos días más tarde, recibí la llamada esperada… Acaba de fallecer y se fue en paz. Junto a sus seres amados y tomado de la mano de su nieta… Se logro romper el silencio que hacía mayor el sufrimiento.

Hoy, quizá estás pasando por un momento de silencio. Quizás lo hagas porque quieres guardar un secreto solo para ti o porque sea un modo de asegurar tu tranquilidad. Pero déjame decirte que llegará el momento en el que debes hablarlo, y si tienes la oportunidad de hacerlo, qué bueno. ¿Y si no? Por consiguiente mi consejo es rompe el silencio y tendrás paz.

Me alegra que me leas. Hasta la próxima …

Un comentario en “El Silencio en el Sufrimiento – Lulú Velázquez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.