Reconfigurando el Globo – Juan de Dios Andrade

CONfines Políticos

Juan de Dios Andrade

confinespoliticos@gmail.com

Twitter: @confinespol

Nunca se había deteriorado tanto la relación de Estados Unidos con la Unión Europea (ni con Europa en general), ni Rusia había recuperado tanto terreno desde los acuerdos de Malta o China desafiado al equilibrio global posterior a la Guerra Fría, como con Donald Trump. Sólo los hechos y el tiempo dirán si el actual presidente norteamericano tomó la decisión correcta con la estrategia internacional que está siguiendo…

Tanto en su política doméstica como en la global, Trump ha tenido tantos altibajos que más bien parece la voluntad de un solo hombre contra el mundo que una verdadera geoestrategia…

Con factores de riesgo muy elevados, desestabilizó su trato con la Alemania de Merkel y con la Francia de Macron, así como con la OTAN. No se puede reducir una política exterior a porcentajes de pago, sin que haya consecuencias. Pero lo hizo, bordeando la posibilidad de una alianza entre Rusia y China…

IMG-20181106-WA0000

“La última lección de Brzezinski…”

Pese al forcejeo, Estados Unidos sigue siendo un mercado muy atractivo para China, mientras compite con Rusia por la preeminencia en el amplio corredor de Asia Central. Asimismo, el proyecto de Vladimir Putin sobre Eurasia, que no es un simple retorno a lo pensado antes de la Segunda Guerra Mundial, implica un riesgo tanto para Europa como para China, que necesita formular un nuevo tipo de eurasianismo…

Basándose en el significado que tiene Estados Unidos como mercado para China, el malogrado Zbigniew Brzezinski propuso que era mejor mantener la alianza con China, ajustándola a un compromiso de seguridad global, con tal de obligar a Rusia a sumarse y evitar que se aliasen los dos gigantes. Donald Trump desoyó el consejo. Pero Merkel y Macron, no. Sobre todo, el segundo…

Merkel entendió que Brzezinski tenía razón, pero ahora se encamina a no repetir en el cargo. Esto, sin duda, genera cierto vacío en tanto no se decida quién la relevará y Emmanuel Macron ha sabido tejer una serie de acuerdos con China, directa o indirectamente…

Como se difundió recientemente, la empresa belga Luciad proporcionó a China el sistema de información geográfica que usan Estados Unidos y la OTAN. Esto se hizo a través de Key Mapper, proveedor chino de servicios de información geoespacial. Con lo anterior, China adquiere el mismo estatus que el gobierno norteamericano en inteligencia militar. Se trata de tecnología de mapeo para la guerra y la seguridad…

IMG-20181106-WA0001

“Entre Merkel y Macron…”

Es evidente que Macron y Xi Jinping están siguiendo la estrategia propuesta por el desaparecido Zbigniew Brzezinski: Sellar un pacto de seguridad UE-China, alejando a la segunda de una alianza global con Rusia y montando un ‘cinturón de seguridad’ alrededor del eurasianismo ruso. Por la naturaleza del acuerdo, dista mucho de ser una reedición de la teoría de la contención de George Kennan, que fuera embajador de Estados Unidos en la Unión Soviética…

Con tal de no quedar a merced de Putin, por fuerza Europa Oriental tendrá que sumarse y Rusia tendrá que decidir entre aislarse o sentarse a la mesa de las negociaciones…

¿Podrá Macron convertirse en el líder de la UE y desplazar a Alemania? ¿Conservarán los alemanes el liderazgo? ¿Podrán, sea uno u otro la cabeza, desplazar la alianza histórica entre Estados Unidos e Inglaterra? Más complicado: ¿Podrán fincar un sistema global de seguridad con China y forzar a Rusia a integrarse? Me parece que, antes de irse de este mundo, Brzezinski nos dejó otra prueba más de su genialidad…

 

“Andrés Manuel en compás de espera…”

¿Qué hoja de ruta seguirá Andrés Manuel López Obrador en un escenario tan complejo, que incide en América? No debe seguir preso de sus propios arrebatos, pero tampoco de los empellones de Ricardo Monreal o de los desplantes de René Bejarano y de Gerardo Fernández Noroña. Mucho menos de los extravíos de Yeidckol Polevsnky, que se desubica demasiado…

Es mucho lo que está en juego como para dejarlo a los vaivenes de las pasiones que genera el poder sin contrapesos. Si Andrés Manuel no desea que sus adversarios o la ciudadanía opten por colocárselo, él mismo debe autorregularse y ser el contrapeso de sus aliados, sobre todo de los ‘kamikazes’…

Hasta entonces…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.