Confines Políticos Confines Políticos 2018 Geopolítica y Geoestrategia México Nación Opinión

Populismo Nacionalista y Revolucionario – Juan de Dios Andrade

CONfines Políticos

Juan de Dios Andrade

Comentarios: confinespoliticos@gmail.com

Twitter: @confinespol

Cuando transitábamos del siglo XX al XXI, se llegó a decir que el pragmatismo apuntaba a ser la ideología de la centuria en curso. No sé si las ideologías estén liquidadas del todo. Pero las emanadas de la Modernidad ilustrada, seguro que sí…

Hoy, por primera vez, presenciamos una confrontación a escala global no entre izquierdas y derechas, sino entre populismos autoritarios de distinto cuño ideológico…

Un poco más cargados a lo que fuera el nacionalismo revolucionario o a la tecnocracia, al militarismo o al civilismo, al mundo empresarial o al ámbito político. Pero todos convergiendo en el populismo autoritario…

¿Se avecina una confrontación entre un polo liderado por Jair Bolsonaro y otro por Andrés Manuel López Obrador, debido a la debacle del chavismo venido a madurismo? ¿Está en peligro la democracia? Porque el populismo pareciera ser la principal opción en todo el espectro ideológico…

Aunque se encuentre de capa caída, el caso venezolano es un buen ejemplo para ilustrar cómo se entrecruzan los caminos…

IMG-20181106-WA0000

“Izquierdas y derechas convergen…”

Si con Hugo Chávez había una mezcla muy peculiar, con Nicolás Maduro se ha derivado en un verdadero amasijo ideológico de difícil clasificación. Una prueba más de que la lucha entre izquierdas y derechas ya es inexistente…

Si nos atenemos a lo dicho por el propio Chávez, su simpatía por Simón Bolívar, Simón Rodríguez y Ezequiel Zamora nos remite al nacionalismo criollo, al positivismo educativo y a la lucha decimonónica entre liberales y conservadores…

De esos tres momentos, el fallecido dictador habría tomado, según El Libro Azul del chavismo: la independencia política, la ruptura de la cultura latinoamericana con a la europea y norteamericana, y la lucha contra las ‘oligarquías’, como lo hace notar Ángelo Florez…

Hasta este punto, el esquema es nacionalista y nada más. Pero hay un cuarto elemento: Chávez mostró simpatías por Juan Domingo Perón (Argentina), Juan Velasco Alvarado (Perú) y la versión egipcia del panarabismo, así como por el modelo sirio…

Esto último nos lleva al nacionalismo revolucionario. Muy distinto al nacionalismo del XIX. Pero hay más…

 

“Geopolítica interior…”

Chávez tuvo como principal asesor en materia geopolítica al también desaparecido Norberto Ceresole. El argentino se inclinaba por el peronismo y las milicias izquierdistas, así como por las ideas de Robert Faurisson, Roger Garaudy y Ernest Nolte. Pero también simpatizaba con el nazismo, era antisemita y negaba el mal llamado: Holocausto…

Esto desató una batalla campal entre el ala liderada por Ceresole y la de José Vicente Rangel Vale, que fuera vicepresidente de Chávez. Abogado, periodista y dirigente de izquierdas ligado al MAS y también al PCV, MEP y al PSUV, sustituyó a Diosdado Cabello en el cargo…

Uno, más cercano al neofascismo. El otro, al marxismo. Pero ambos nacionalistas y revolucionarios. Hoy, hemos olvidado que Lenin, Stalin, Hitler y Mussolini se decían partidarios de la misma ideología, y que el panarabismo se apoyó en traducciones al árabe de libros como Mi lucha de Adolfo Hitler, hechas en Egipto, que irradió al Medio Oriente y norte de África…

Aunque Ceresole salió perdiendo y tuvo que abandonar el país, sirvió de enlace a Chávez con Irán, que también ha seguido los pasos de nacionalismo revolucionario…

Por si había alguna duda sobre los nexos del chavismo con el neofascismo, el otrora dictador también fue asesorado por el geopolítico español Jorge Verstrynge Rojas, cuya trayectoria ideológica es digna de una novela de maromeros: franquista de origen, transitó por la Alianza Popular, el Partido Popular, el PSOE, el Partido Comunista Español y, últimamente, gira en la órbita de Podemos y declara sus simpatías por los grupos y partidos rupturistas…

 

“La conexión Bannon…”

Por si bastase, les recuerdo que Donald Trump contó como estratega en jefe a Steve Bannon. Ligado a Breitbart News, Bannon es un personaje muy activo a favor de partidos y movimientos nacionalistas en varios países: Frente Nacional (Francia), FIDEZ (Hungría), Alternativa para Alemania, Demócratas (Suecia), Partido por la Libertad (Holanda), Liga del Norte (Italia), Partido de la Libertad de Austria, Partido Popular (Suiza) y el Movimiento Identitario Paneuropeo…

En un verdadero acto de magia, Steve Bannon cree que sea posible configurar una especie de internacional nacionalista con los arriba mencionados, más las vertientes lideradas por Donald Trump, Vladimir Putin, Xi Jinping, Narendra Modi y Shinzo Abe…

Un eje geopolítico de tal naturaleza abarcaría a la UE y al resto de Europa, incluyendo a Inglaterra, así como al panarabismo (excepto el panarabismo cercano al terrorismo), pasando por el corredor de Asia Central hasta llegar al Extremo Oriente y sudeste asiático…

IMG-20181106-WA0001

“La impronta del pragmatismo…”

Sin embargo, no se trata del simple retorno al nacionalismo revolucionario. En el fondo, se desarrolla una confrontación entre populistas autoritarios ideologizados y los más pragmáticos. Uno de los dos polos triunfará y eliminará o absorberá al otro, sin descartar mezclas propias de una película…

¿Cómo sería una confrontación continental entre Bolsonaro y López Obrador? Depende hasta qué punto se decanten por el pragmatismo o por la ideología…

En el caso de México, por el triunfo aplastante del 1 de julio, Andrés Manuel está en posibilidades de fincar un gobierno exitoso. Logró encabezar el hartazgo ciudadano. Es un bono democrático, pero con condiciones. Al interior de sus aliados, también hay una lucha entre dos facciones y tocará a él decidir el desenlace…

¿Tendrá el empuje necesario o será presa del conflicto interno? Por lo pronto, los vaivenes ya provocaron fuertes pérdidas financieras y un descalabro en la Bolsa de Valores, hasta terminar fracasando en la iniciativa de eliminar totalmente el fuero a los presidentes…

Carecer de una mayoría calificada puede llevarle a convertirse en el jefe de una mesa de negociación con todas las fuerzas políticas o a apostar todo a lograrla en las elecciones intermedias. Pero eso podría ser una trampa, un callejón sin salida…

Hasta entonces…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.