La Frontera – Tania Patricia Mendoza

Política, Vicio y Virtud

Tania Patricia Mendoza

Inspirada en el t√≠tulo de nuestro blog, retomo el tema migratorio en nuestro pa√≠s. Y retomar es un decir, por que es un tema que ha estado presente siempre. Sin embargo, la emergencia que ha transitado de Guatemala a Tijuana en los √ļltimos meses de este 2018, verdaderamente at√≠pico, llama a la reflexi√≥n pol√≠tica, social y moral.

 

Movimiento migratorio atípico

Ya m√°s de un mes de aquel movimiento masivo de migrantes centroamericanos, principalmente de origen hondure√Īo a nuestras fronteras. Era el 25 de octubre de los corrientes cuando atravesaron el R√≠o Suchiate y fuimos testigos, a trav√©s de los medios de comunicaci√≥n, que aun con la resistencia que la federaci√≥n busc√≥ sostener para evitar el ingreso violento, pudo m√°s la presi√≥n migratoria, la presencia de mujeres y ni√Īos en la caravana, y los cientos de personas que sin importar la manera iban a pasar de Guatemala a nuestro Pa√≠s.

Desde aquel d√≠a, diariamente hemos escuchado del avance de las caravanas que se formaron con cientos y, en casos, miles de migrantes que viajaron a lo largo de M√©xico. La noticia comenz√≥ a ser m√°s com√ļn d√≠a con d√≠a y el reclamo, a favor y en contra, tambi√©n. Sin embargo, este fen√≥meno no es exclusivo de nuestros tiempos, siempre ha existido y a√ļn m√°s con los cambios pol√≠ticos y medioambientales. Es un hecho que cada d√≠a ser√° mayor el movimiento de masas en el Continente americano, cosa que en Europa ya es una realidad.

Los gobiernos involucrados comenzaron a expresar posturas y con ello acciones. El gobierno estadounidense ha marcado que su postura, evidentemente, es la de no acceso y, en M√©xico, pareciera que el problema se sale de las manos. El entonces presidente comenz√≥ a acatar las recomendaciones internacionales, poniendo los insumos b√°sicos necesarios para los migrantes a trav√©s de campamentos, alimentos, medicinas y atenci√≥n especial a ni√Īos y mujeres.

No puedo dejar pasar que la ayuda social fue clave, pero así también las molestias. Pues, como dicen popularmente, no es lo mismo verlos de lejos que tener al migrante en la puerta de tu casa.

 

Arribando a la frontera

Hace ya un par de semanas que lleg√≥ la primera caravana a Tijuana. Los que integraban esta primera caravana, fuera de las ilusiones v√°lidas que cada historia trae inmersa, se dieron cuenta que las condiciones en esta frontera no eran las mismas de Guatemala, o las que sus familiares hace a√Īos atravesaron. El Gobierno de Trump dej√≥ claro que no pasar√° nadie sin papeles y que, si no hay dinero para construir el muro, el Ej√©rcito norteamericano no ceder√° terreno para evitar el paso ilegal.

A la fecha, seg√ļn datos del mismo gobierno de Honduras, se ha reportado el retorno de m√°s de 7,164 hondure√Īos, cifra que ir√° en aumento por el n√ļmero de deportaciones que se ir√°n generando al paso de los d√≠as. Los migrantes ya en la frontera, no quieren abandonar el sue√Īo americano, y han comenzado a recurrir al plan B: apoyarse de las instancias legales que les permiten e iniciar el tr√°mite de asilo en M√©xico dado las dificultades de obtener un refugio en Estados Unidos.

Lo anterior coloca al gobierno entrante frente a un gran reto: la reinserción social y por lo tanto laboral, de aquellos que decidieron y decidirán permanecer en el país. Este fenómeno, real y en aumento, seguirá siendo un pendiente para el presidente Andrés Manuel, pues no sólo en Honduras, Guatemala y el Salvador las personas huyen de la violencia y la pobreza. México tiene un gran desafío no solo como gobierno, también como sociedad.

Nos leemos pronto…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.