El canto (6) – José Contador

Reminiscencias

José Contador

Comunidad:

  • Mantener suministros esenciales de urgencia, en particular las sales de rehidratación oral (SRO), sueros, y los antibióticos apropiados.
  • Establecer en puntos apropiados reservas de medicamentos;
  • Insistir en el desecho seguro de las heces humanas mediante la educación sanitaria;
  • Construir sistemas sanitarios para la eliminación de desechos humanos, apropiados para las condiciones locales.
  • Promover el hervido del agua y el uso de cloro por la comunidad.
  • Educación sanitaria,
  • Atención Primaria de Salud.

Notificación

  • Establecer   un sistema de comunicación diaria
  • Es obligatorio notificar los brotes del cólera.
  • Llevar registro de casos sospechosos y comprobados
  • Registrar curva epidémica
  • La especificidad es el porcentaje de verdaderos negativos o la probabilidad de que la prueba sea negativa si la enfermedad no está presente. Los falsos positivos son sujetos sanos diagnosticados como enfermos.

Lo que se debe hacer a nivel personal

  • Lavarse las manos cuidadosamente con jabón después de ir al inodoro y antes de preparar o comer los alimentos
  • Beber solo agua segura (potable, hervida o desinfectada con tabletas de cloro o yodo);
  • Beber leche hervida
  • Evitar alimentos crudos mariscos y pescados
  • Alimentos cocinados hasta que estén calientes consumirlos mientras están todavía calientes;
  • Lavar y secar cuidadosamente los utensilios de cocina
  • Vigilancia de contactos

Lo que no se debe hacer

  • No comer moluscos y crustáceos u otros pescados y mariscos provenientes de aguas contaminadas,
  • No comer hortalizas crudas;
  • No lavar los utensilios de cocinar o comer con agua que se sabe está contaminada;
  • No bañarse en agua que se sabe está contaminada;
  • No mezclar alimentos crudos con alimentos cocinados;
  • No comer helado o usar hielo, a menos que sea de una fuente segura;
  • No tomar antibióticos, a menos que los prescriba un trabajador de salud;

 

Fuimos elaborando paulatinamente la relación de actividades y aunque el estrés disminuía, en el  fondo seguía sintiendo el peso de enfrentarse a algo desconocido.

Como a las 7 de la noche una parte del grupo tomo camino al área de conflicto y el resto se dirigió a Veracruz para pernoctar y continuar el viaje a sus sedes el día siguiente.

 

Como mencioné con anterioridad, en Veracruz, tuve la oportunidad de completar el Prontuario con la ayuda de Constanza  y le prometí entregarle un ejemplar con el reconocimiento a su aportación, una vez que terminara el documento; así  lo hice. Por cierto el Prontuario me sería de gran utilidad en otro de los viajes que les narraré en otra ocasión.

El canto 6 / 6

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.