Confines Políticos México Nación Opinión Política

PRI: 90 años y sin futuro claro – Juan de Dios Andrade

Las cosas no podían estar peor para el Revolucionario Institucional, al cumplir 90 años de existencia. Las causas de lo que hoy vemos, están presentes desde su origen: No nació como un proyecto para conquistar el poder, sino que su fundación fue impulsada desde el mismo. Como Partido Nacional Revolucionario, apareció para mantener y extender el poder. Luego del asesinato de Álvaro Obregón, se imponía la necesidad de contar con un mecanismo para dirimir ‘pacíficamente’ la sucesión presidencial y, por ende, el resto de los espacios…

CONfines Políticos

Juan de Dios Andrade

Comentarios: confinespoliticos@gmail.com

Twitter: @confinespol

Las cosas no podían estar peor para el Revolucionario Institucional, al cumplir 90 años de existencia. Las causas de lo que hoy vemos, están presentes desde su origen: No nació como un proyecto para conquistar el poder, sino que su fundación fue impulsada desde el mismo. Como Partido Nacional Revolucionario, apareció para mantener y extender el poder. Luego del asesinato de Álvaro Obregón, se imponía la necesidad de contar con un mecanismo para dirimir ‘pacíficamente’ la sucesión presidencial y, por ende, el resto de los espacios…

Así como la ‘verdad oficial’, que luego se transformó en ‘histórica’, apuntó a un grupo de católicos partidarios del tiranicidio, otros voltearon hacia una sociedad secreta bajo control de Luis N. Morones y, obviamente, de Plutarco Elías Calles. Al enterarse de lo ocurrido, el hijo de Obregón salió de casa pistola en mano, no con la intención de matar curas sino de acabar con la vida de Morones. Contrario a lo que difundían los callistas, el vástago del presidente electo no creyó la versión de que todo fuese obra de los presuntos culpables…

La idea de un pacto revolucionario se hizo necesaria para evitar más derramamiento de sangre. Recurriendo a un proyecto del propio Obregón, Calles llamó a las facciones a formar una ‘Familia Revolucionaria’…

 

“El anuncio del final…”

1994 fue el año en que el otrora Partido en el poder perdió capacidad para resolver civilizadamente la disputa presidencial. Las muertes de Luis Donaldo Colosio y José Francisco Ruiz Massieu son el ejemplo. Perder la mayoría calificada en la Cámara de Diputados, confirmó que iba en ruta de desmantelamiento. 2000, 2006 y 2018 (luego del breve espacio presidencial de Peña Nieto), evidenciaron que ya no servía para mantener y extender el poder…

La llegada del PAN a la Presidencia no significó el final del PRI, porque carecía de un proyecto para desmontar el sistema autoritario y, por lo mismo, tampoco tenía una hoja de ruta. El PAN y el gobierno de Fox optaron por lo que entonces había: Los esquemas de las transiciones…

 

“2018, la herida mortal…”

Pasada la presidencia de fantasía de Enrique Peña Nieto, la situación del PRI es realmente grave. No por haber perdido el poder por segunda ocasión, sino por algo más profundo. Quizá la forma más diáfana sea lo escrito por Jorge Zepeda Patterson, una semana antes de las elecciones del año pasado, cuando afirmó que MORENA sería “el auténtico PRI”. El peso de lo anterior estriba en provenir de uno de los más importantes simpatizantes de Andrés Manuel López Obrador…

En su escrito, Zepeda Patterson culpa a los tecnócratas y a la corrupción de lo que está pasando en México, anticipando el éxodo masivo de priístas rumbo a MORENA, luego del 1 de julio. En la medida en que MORENA se vaya convirtiendo en ‘el auténtico PRI”, dice el autor, el Revolucionario Institucional será innecesario. Quizá este sea el mejor epitafio del partido fundado por Plutarco Elías Calles en 1929: El PRI está herido de muerte porque ya no es ‘necesario’…

¿Estamos en la antesala de la muerte del PRI, vía desmantelamiento? En política no hay nada escrito y llegan a pasar cosas que un poco antes parecían impensables. Pero se antoja muy difícil una recuperación pronta del Revolucionario Institucional. El alto nivel antisistémico que registra la opinión pública y la apabullante aprobación de lo que va de la administración de AMLO, así lo indican…

Tanta violencia delictiva, tanta corrupción e impunidad, generaron condiciones muy adversas para los priístas y habrá que ver si pueden recuperarse…

 

“La disyuntiva del futuro…”

El futuro del PRI parece muy comprometido. Lo peor que les ha pasado no es que haya surgido un partido que parezca más auténtico, sino que además está en el poder. ¿Se consumará una refundación no ‘en’ en el PRI, sino ‘en’ MORENA? De ser así, a los priístas que se queden les esperan días muy amargos. Claro que también está puesta en marcha una estrategia para ‘colonizar’ a MORENA, algo que el propio López Obrador anticipó en unas declaraciones…

Así como hay una disyuntiva de refundación, también hay otra al interior de MORENA: ¿Se decantará AMLO por convertir a MORENA en otro PRI y ser él otro Calles, o fundará un sistema político enteramente nuevo? El amplio margen de maniobra que logró en las elecciones, más lo que está resultando de las negociaciones y presiones, dan para ambas cosas. Pero solo una lo podría hacer pasar a la Historia de México como un buen presidente…

En cierto modo, MORENA está en riesgo de que, en el futuro, le pase algo similar al PRI. La premura de los tiempos electorales privilegió tender la red electoral, antes que las estructuras de mando territorial. Más bien, es ahora cuando se están haciendo…

Es decir: MORENA se está ‘fundando’ en el poder y ahí está naciendo propiamente. Esto explica ‘los gritos y sombrerazos’ en varias entidades: Puebla, Veracruz, Tamaulipas, Baja California Sur, Ciudad de México, etc. Son los forcejeos por el poder: Sueldos, reparto de espacios, candidaturas, etc. No es fácil intentar resolver los desacuerdos, ni calmar aspiraciones de unos y de otros…

Nada más vean lo que está pasando en Puebla, luego de la muerte de Rafael Moreno Valle y de Martha Érika Alonso: MORENA está al borde de la ruptura. Unos a favor de Barbosa; otros, de Alejandro Armenta. De lo que queda del PRI poblano, Mario Marín tejió alianza con Barbosa en la figura de Guillermo Pacheco Pulido y de Javier López Zavala, mientras parte del morenovallismo corrió a cobijarse con Armenta. Solo una fractura profunda entre ellos podría dar alguna oportunidad al que resulte candidato panista. Lo que se ve en Puebla es una confrontación entre tres grupos nacionales por parte de MORENA: El ‘ala dura’ liderada por Yeidckol Polevnsky y la facción negociadora comandada por Monreal. Con menos margen local, pero también con cierto peso, están las vertientes camachistas que se alinean con Marcelo Ebrard…

En otro plano, la alianza con Alfonso Romo le está saliendo muy cara a AMLO por los desatinos de Javier Jiménez Espriú en el caso los Moreno Valle…

Sin embargo, una cosa es verdad: La mayoría aplastante de ciudadanos quiere un cambio. Por eso la opinión pública tiene un marcado carácter antisistémico. El bono democrático de Andrés Manuel es muy alto y de lograr ganar las elecciones intermedias, podrá transformar el sistema político como mejor le parezca. ¿Convertirse en el “auténtico PRI”, como dice Zepeda Patterson, o dar paso a un México mejor? Esa es la verdadera disyuntiva de futuro…

Técnicamente, el PRI ya está muerto. Si quiere formar parte del futuro del país, tendrá que convertirse en otra cosa…

Hasta entonces…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.