IV Simposio Nacional Antigüedad y Universidad – Juvenal Cruz Vega

Discurso del IV Simposio Nacional Antigüedad y Universidad[1]

Sendero, ideario y trascendencia de la Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz

Juvenal Cruz Vega

Director general

Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz

Juvenal_cruzvega@yahoo.com.mx

Exordio

Ubi classicarum humanitatum ludus, ibi sapientiae fons est. Donde está la escuela de humanidades clásicas, allí está la fuente de la sabiduría.

Lema de la Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz

 “Qui verba latina fecerunt quique his probe usi sunt humanitatem non id esse voluerunt quod vulgus existimat quodque a Graecis φιλανθρωπία dicitur et significat dexteritatem quandam benivolentiamque erga omnis homines promiscam, sed humanitatem appellaverunt id propemodum quod Graeci παιδείαν vocant, nos eruditionem institutionemque in bonas artes dicimus. Quas qui sinceriter percupiunt adpetuntque hi sunt vel maxime humanissimi. Huius enim scientiae cura et disciplina ex universis animantibus uni homini data est idcircoque humanitas appellata est.

Aulo Gelio, Noches Áticas. XIII, 17, 1-3

Salutatio:

Bona vobis dies sit, cari amici, qui hodie libentissime nos visitant in ea maxima schola studiorom humanitatum classicarum. Et pariter, vos saluto ex imo pectore ab urbe Angelopoli usque ad mundi orbitam, carissimi amici.

Nomen est mihi Iuvenalis Cruz Vega. Graece, Latine atque Hispanice doceo tam discipulos initiatos quam recentis ingressus  in Academia Humanitatum Classicarum Frater Alonsus a Veracruce, unde etiam dux et magister sum; non modo de lingua Latina, sed etiam de lingua Graeca, historia, philosophia, logica, metaphysica, ontologia, ethica,  grammatica, rethorica, biographia, philologia, theologia, ceterisque generibus.

  1. Después de trabajar arduamente con fe y dedicación en la Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz durante trece años consecutivos, he sido testigo ocular y autorizado, ministro fiel y actor principal de la enseñanza de lenguas clásicas y humanidades que ha venido presidiendo esta escuela, y que ha venido a llenar un hueco grande en las escuelas de nuestra entidad tal como lo había escrito acertadamente en los inicios de la academia el doctor Guillermo Hernández Flores en su artículo La Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz, una escuela entre las escuelas.

Hoy me siento muy feliz al inaugurar el IV Simposio Nacional Antigüedad y Universidad, en el cual doy la bienvenida a todos los embajadores del pensamiento nacional que hoy nos visitan. A los tres magistrales invitados: Dr. Luis Benavides Ilizaliturri, un gran revolucionario de la educación mexicana, Dr. Héctor Velázquez Fernández, un gran filósofo de la vida y de la educación, Dr. Jesús Manuel Araiza Martínez, nuestro politólogo y filólogo, uno de los grandes teóricos de la democracia en México. De igual modo, a los maestros que hoy han de participar en este simposio: Gabriel Castillo Espinoza, Porfirio Tepox Cuatlayotl, Roberto Carlos Pavón Carreón, Hugo García Salinas, David Pérez Rodríguez, Anayeli Hernández Cruz, Jasia Lara Soriano, Miriam García Apolonio, José Ignacio Solano Rodríguez. A todas las personas que nos visitan y nos ven a través de los diversos medios en otros lugares arcanos y cercanos, a todos los abrazo con cariño.

55887642_335634587145392_3551828865917648896_n(2)
En la fotografía figura, al centro, el doctor Luis Benavides Illizaliturri después de dictar la primera conferencia magistral en la Academia Fray Alonso de la Veracruz.

Al celebrar el Décimo tercer Aniversario de la Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz, también celebramos el IV Simposio Nacional Antigüedad y Universidad. Para esta tarea hemos elegido un tema polisémico, nutrido, interesante y sugerente, incluido en nuestro proyecto desde la fundación de la Academia de Lenguas Clásicas: “Reforma educativa y humanismo”. Un tema real, urgente y libre que está destinado a la formación de docentes de nuestra nación, desde la infancia y desde la juventud hasta la práctica docente; y no tiene inspiración en las reformas que han venido surgiendo cada sexenio, sino en la deficiencia escolar que se ha venido presentando cotidianamente en las aulas de nuestra nación, muy notorio cuando llegan a los cursos de lenguas y humanidades clásicas a esta academia.

Dado que nuestro proyecto es fundamentalmente académico, cultural, humanista, laico y original, porque va de Puebla para el mundo (ex urbe Angelopoli usque ad mundi orbitam), hemos examinado desde el principio la integración de todas las perspectivas del pensamiento. Por eso en todos los actos académicos, también hemos distinguido el talento, la ciencia, la obra y la trascendencia de los autores más granados de nuestra nación, independientemente de su estatus, religión, partido político y vertiente de pensamiento; razón por la cual, ahora conferimos un reconocimiento a tres varones sabios y esclarecidos, sacerdotes de vocación, y que dejaron hondas raíces en su obra y en su perfil humanista, con virtudes y cualidades bien acuñadas para la docencia, la investigación y la disertación, que tanta falta hacen en las nuevas generaciones.

55726321_331937104129021_1540720539918663680_n
De izquierda a derecha: Dr. Jesús Araiza Martínez, el tercer conferencista magistral. laa maestra Miriam García Apolonio y el maestro Juvenal Cruz Vega

Así, pues, es justo hacer este homenaje a tres humanistas palafoxianos del siglo XX, dignos de mención: el padre Moisés Oropeza Reyes, uno de los helenistas egregios de México, el padre David López Jiménez, latinista y orador excepcional, maestro de grandes humanistas vigentes todavía, y el padre Bruno Fernández Abreu, un artista y músico de vocación, quien fundó la universidad de Música Pacelli, una de las instituciones más definidas en canto gregoriano y dirección orquestal.

Al recordar varios planes de estudio, desde el Presidente de la República Mexicana, Adolfo López Mateos y desde la Secretaría de Educación Pública que presidía, el gran maestro mexicano José Vasconcelos, México siempre ha tenido programas moderados; pero lo que le ha faltado, sin duda alguna, es una planta docente y digna con las características de un maestro humanista y reformado, es decir, ciencia, experiencia, talento, vocación y amor, sobre todo, respaldada desde la sede y el subsidio de la política de nuestra nación. Esto no quiere decir, que México no tenga excelentes docentes, los tiene, pero no los suficientes que debería tener.

55931046_1182977718550360_7720606273254719488_n
Con el doctor Héctor Velázquez Fernández antes de dictar la segunda conferencia magistral.

Por eso es menester vincular la educación, los planes de estudio, la metodología adecuada, el ideario y la formación docente desde la escuela, la familia y la virtud. Y para esto, conviene tomar en cuenta las reformas de la historia de Occidente, los artículos de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos relacionados con la educación: 1º, 3º, 27º, 39º y 129; los aportes de las humanidades a saber: pedagogía, derecho, historia, teología, historiografía, axiología, ética, lingüística, deontología, filosofía, entre otras disciplinas.

  1. En esta escuela la formación de las tres lenguas fundamentales (griego, latín y español) reúne el contenido de la materia de tronco común de la universidad, porque una materia de tal magnitud requiere una formación integral e interdisciplinaria, comenzando con la lengua, la etimología, la ontología, la lógica, la gramática, la filosofía, la ética, la axiología, la oratoria, la música y la teología.

A partir de este proyecto hemos propuesto recientemente cuatro cursos fundamentales impartidos por algunos de los maestros de la Academia de Lenguas Clásicas: Roberto Carlos Pavón Carreón, Porfirio Tepox Cuatlayotl, Gabriel Castillo Espinoza y Juvenal Cruz Vega. Arabismo y hebraísmo del español, etimologías nahuas del español, anglicismos del español y etimologías grecolatinas del español. Los contenidos de este proyecto se emplean para fundamentar el conocimiento de las diversas facultades de una universidad bien pensada y organizada, y sobre todo, para consolidar la materia de español y materias a fines en la educación básica, media y superior.

IMG_0198
Con el maestro Roberto Carlos Pavón Carreón.
  1. Todos sabemos que una de las materias menos fuertes del sistema de educación a nivel nacional es la lengua española o la materia de español con sus respectivos nombres. Con razón Décimo Junio Juvenal decía: “Mali hominis pars pessima in lingua est (la peor parte de un hombre malo está en su lengua)”. Nuestros alumnos que son estudiantes regulares de distintas carreras universitarias y de distintas partes de la nación lo han reconocido a la hora de la clase, porque ahí no cuentan los títulos, los diplomas, los demás grados académicos, ni el amiguismo tan extendido en todos los ámbitos de la sociedad. Este aspecto nos recuerda el lema de la universidad de Salamanca que nos conmueve a estudiar con seriedad, independientemente del prestigio de la institución, que es el que más promueve la actualidad posmoderna, pues “quod natura non dat Salamantica non praestat (lo que la naturaleza no da, Salamanca no lo presta). Por eso he insistido que la hora de la verdad está en la cátedra y en el aula, allí es el momento en que estudiamos una de estas lenguas y nos enfrentamos a las características de un texto; en ese lugar se puede discernir el sentido originario y real del estudio, porque se estudian los aspectos de distintas disciplinas que son urgentes necesariamente en la escuela de toda la nación.
  2. El método que trabajamos se llama: método ecléctico analógico, el cual recibe a menudo aportes de otras metodologías bien trabajadas. Parte de la estructura que ha propuesto el doctor Mauricio Beuchot Puente en su hermenéutica analógica, y toda la fisiología de la lengua la hemos venido construyendo a partir de las ideas eje de un equipo interdisciplinario de humanistas, al que he venido llamando magistrales de la Academia de Lenguas Clásicas. Y aunque utilizamos métodos o manuales ya existentes, de ellos hemos extraído los conocimientos comunes que están puestos en los veintiséis siglos del pensamiento occidental, y que muchos de ellos están implícitos en los planes de estudio de la universidad actual.
  3. Para esta tarea hemos echado mano como dije arriba de un grupo interdisciplinario de pensadores de lo mejor de nuestro país y algunos del extranjero, y quienes nos han acompañado en los dieciocho coloquios nacionales e internacionales que ha organizado y convocado nuestra institución; además de los aportes de los profesores de planta y del llanto cotidiano de los estudiantes, que al mismo tiempo son alumnos de las mejores universidades de Puebla y de México.
  4. Uno de los éxitos de la academia es el mejoramiento del estudio entre los alumnos, y se nota al regresar a su escuela de origen, porque le toman más seriedad a sus estudios, ya que su trabajo en la academia no sólo se reduce al aprendizaje elemental de la lengua como lo presenta la mayoría en las universidades, cuando estudia una lengua moderna, sino también, es el aprendizaje con cinco características que exige una buena universidad nacional e internacional a saber: cientificidad, interdisciplinariedad, normatividad, criticidad y aplicabilidad. A decir verdad, es lo que requiere toda reforma educativa en cualquier nación.

En cada curso que impartimos en la academia se ve este ambiente. Por ejemplo en griego, latín, náhuatl, árabe, hebreo, sánscrito, ruso, alemán, chino, español, italiano, francés, inglés, entre otras lenguas. Porque estudiamos la ortología de cada lengua; además del estudio de diversas disciplinas tales como: lógica y sintaxis, vocabulario (tipología, etimología, flexiología, semántica y pragmática), traducción (transcodificación gramatical), filología, hermenéutica, exégesis y filosofía. Para disfrutar y divertirse más en clase, usamos la recapitulación  como el supino de nuestra metodología, cuyo fin es integrar y vincular todo el trabajo mediante un programa bien organizado. Pues así, el estudio, la ciencia y la conversación de cada lengua, desde lo elemental hasta cuestiones más profundas es más ordenado y sistemático conforme el método ecléctico analógico. Aquí vemos el trabajo y el aporte de todos los académicos y los profesores magistrales de la academia.

  1. El estudio se pone interesante porque todos los destinatarios de nuestra escuela vienen por gusto y por amor a la cultura, principalmente los niños, los jóvenes y con mucho esfuerzo los adultos o profesionistas que después de haber terminado sus estudios se dan cuenta que debieron estudiar las lenguas clásicas antes de ingresar a la universidad.
  2. La formación que estamos ofreciendo es para todos los estudiantes de distintas etapas de la escuela, y uno de los propósitos más reales, es que los estudiantes puedan nutrirse y formarse de esta sabiduría antigua y su relación con la sabiduría moderna; y aún más, puedan formarse como si fueran a ser maestros, lo sean o no, dentro de un proyecto educativo fortísimo y que toda reforma educativa a nivel mundial y a nivel real espera dentro del aula, singularmente, cuando se vive una crisis severa de valores desde el núcleo de la familia, la escuela y la sociedad completa.
  3. La Academia de Lenguas Clásicas después de trece años de experiencia y de un largo itinerario académico, y sobre todo, después de haber edificado un método para la enseñanza, ya tiene también la ciencia requerida para fundamentar las lenguas clásicas y modernas, y por deducción y analogía, la parte científica y humanista del tronco común universitario, desde su prenotando con el antiguo trivium y quadrivium hasta el posgrado universitario. Ahora, la labor de cada maestro es exponer la ciencia en cada una de las lenguas. Por ejemplo para la enseñanza del latín se requieren conceptos interdisciplinarios, a los que ya hemos aludido en otras ocasiones; y para fortificar los cursos se pueden decir en latín, adaptados a la temática y al contexto del programa establecido de cada lengua y asignatura.

La formación de las tres lenguas: griego, latín y español se sintetiza en una sola palabra: humanismo. Pero aquel humanismo al que aludió el poeta mexicano Alfonso Reyes Ochoa, y que reclamaba su agotamiento al decir: “hoy es más apremiante que nunca”. “Viaja la cultura, no se está quieta, por tres siglos funda sus cuarteles en Atenas; por otros tres siglos en Alejandría; madura por otros cinco en Roma; ocho reposa en Constantinopla. Y al cabo se difunde por el Occidente europeo, para después cruzar los mares en espera de la “hora de América”, hoy más apremiante que nunca”[2]. También Mauricio Beuchot Puente al decir: “El humanismo vuelve cada vez más fuerte. A pesar de las críticas de Heidegger en su Carta sobre el humanismo, discípulos suyos, como Ernesto Grassi, se han opuesto al maestro. Se ve la necesidad de un nuevo humanismo. Desde mi perspectiva filosófica, tiene que ser un humanismo analógico, que no vaya contra la ciencia-técnica, pero que rescate los valores más altos del ser humano, que es lo que ahora nos hace tanta falta”.[3]

IMG_0211
De izquierda a derecha: maestros Porfirio Tepox Cuatlayotl, Juvenal Cruz Vega y Gabriel Castillo Espinoza.
  1. Toda esta formación del humanismo que ofrecemos en la Academia de Lenguas Clásicas va más allá de la mera enseñanza de cada una de las lenguas que ofrecemos, porque al final de cuentas el latín, el griego y el español son instrumentos que el auténtico humanista necesita para expresar los contenidos del proyecto y del plan de estudios de la escuela.

Hay una cosa fundamental que el humanismo de la academia debe tomar en cuenta: la recuperación del espíritu del humanismo, el cual está presente en nuestro ideario: patria, Dios y hombre, los cuales no se oponen uno con el otro. De ahí que nuestro proyecto tienda a fortalecer la filantropía, viva y fundamental en la familia, la erudición, tan necesaria en la escuela en todos los niveles, la virtud y la fe, que es un modus vivendi en todos credos de nuestro país, tal como subraya la Constitución de la República Mexicana.

Visto así, nuestra educación no es tan laica en sentido univocista, extremista o totalmente, ya que entre los valores de todos los mexicanos hay de todo un poco, por eso he insistido en el método ecléctico analógico, porque le da unidad e integración a las minorías de la enseñanza y le pone límite a los univocistas más radicales y autoritarios, y hablando de los diversos métodos, aún a los que ofrecen poco, siempre recuperando lo positivo y lo más granado de un pensamiento.

55845317_1874688285970601_2690754164350255104_n
Aspectos de la conferencia del Dr. Luis Benavides (3)
  1. Mi actitud al emprender la enseñanza ha sido en sentido positivo, con fe, dedicación, visión, conocimiento, experiencia, benevolencia, talento, emoción, alegría, virtud, compromiso, piedad, amistad, mano firme, y sobre todo, amor; similar a un mensajero que va corriendo por las montañas, anunciando la buena nueva, pues a decir verdad, esta expresión abarca todos los valores, como dice el doctor Justino Cortés Castellanos al referirse a los hombres que defienden los valores supremos en todas las culturas: “felices los que oyen a un mensajero que va corriendo de un lugar hacia otro, anunciando la liberación a los hombres”[4].
  2. Así, pues, reuniendo toda la disertación en unas breves pinceladas y siguiendo la hermenéutica analógica como ciencia, como arte y como método de la interpretación de textos, veo el valor de los estudiantes y de los profesores en la relación recíproca del mismo maestro y del alumno de la siguiente forma: el maestro debe ver lo que hay dentro del alumno, pero también el alumno necesita ver lo que hay dentro de él mismo. Pues si el alumno es un diamante como suelen decir los optimistas de la educación, qué sería del diamante si no hay quién pueda darle su valor. El que le da el valor es más que el diamante, es un magis-ter, porque aunque el diamante sabe que es lúcido, brillante y duradero, sólo podría ser, si hay quien lo haga ser, pues sólo un maestro de verdad, es capaz de ver un diamante, al alumno.
  3. Queridos amigos, en presencia de este auditorio agradezco a Dios que me haya permitido terminar bien otro año más en la escuela que dirijo, pues desde la fundación de la Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz le he pedido sabiduría para poder resolver todas las dificultades que se van presentando cada día de cada año. De igual modo agradezco a todo el equipo que hace posible la alegría de todos los que disfrutan y comunican con verdad la noticia de alguna de nuestras actividades. Quisiera decirle a todos, uno en pos de otro mi agradecimiento, al consejo académico, a nuestros pocos mecenas que siempre están al pendiente de lo que sucede en la escuela; a nuestros profesores que trabajan semejante a mi proyecto: por amor a Dios, a la patria y al hombre mismo; a nuestro equipo de profesores magistrales, quienes siempre traen un tema interesante y digno de ser enseñado, el cual ha servido para fortalecer los estudios, la vida, los valores, las virtudes y la sabiduría de todos los asistentes en las distintas épocas de la escuela; a nuestros alumnos y exalumnos que siempre me reaniman con sus palabras y su ejemplo cuando me escriben y me visitan en la academia.

Doy un abrazo fuerte y un agradecimiento a todos los conductores de radio y televisión que alegremente nos han ayudado a la difusión de la escuela, pues durante trece años de itinerario, la academia ha figurado con más de mil quinientos programas en radio abierto y en internet. Yo sé que es una de las escuelas de nuestro país que más difusión ha tenido por los medios tal como lo han hecho ver algunos críticos, pero también sé, que lo que aquí enseñamos, sólo una mínima parte de nuestro país se interesa por estos estudios, aún quienes estudian humanidades en las más altas universidades de México y el mundo entero, me refiero a los estudios de lenguas clásicas y humanidades.

55782298_359569351567431_5701410760060567552_n(1)
Aspectos de la conferencia del Dr. Luis Benavides (2)

Felicito a los padres de familia que están al pendiente de sus hijos, pues hacen buen equipo con todos los profesores y con todo nuestro proyecto. Felicito especialmente a los niños que están estudiando las lenguas clásicas, antiguas y modernas, la filosofía y las humanidades. Sin duda, ellos son el futuro de México, y el mejor ejemplo de la auténtica Reforma Educativa, la cual debe iniciar desde la educación básica hasta la licenciatura y el posgrado, desde la raíz hasta el techo; sólo así podrá llegar a ser un arquitecto de su profesión como solía decir el gran humanista mexicano Gabriel Méndez Plancarte en su discurso sobre el humanismo.

Con todo, agradezco a todas las personas que nos conocen por los diversos modos y medios de comunicación. A todos les comunico mi alegría como director y fundador de la Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz, que no existía en el mapa, pero a pesar de todas las adversidades, sigue sirviendo a nuestro país con vocación, talento, ciencia, experiencia, y sobre todo, con amor, como decía el apóstol Pablo cuando se refería a la actitud de las acciones: “siempre les he mostrado que es así como se debe trabajar para poder socorrer a los débiles, recordando las palabras de Jesús, el Señor, que dijo: hay más felicidad en dar que en recibir”.[5]

55935517_320485698533680_5752708376270209024_n
Aspectos de la conferencia del Dr. Luis Benavides (4)

De toda esta senda se hablará y se disertará en el IV Simposio Nacional Antigüedad y Universidad. La temática y la metodología será abundante, tres conferencias magistrales con tres gigantes de la educación en México, nueve ponencias en tres mesas de trabajo, dos mesas de niños hablando y divirtiéndose con las lenguas clásicas y la lengua española, una mesa de homenaje a los tres pensadores insignes que ocupan nuestra reflexión, dos voces femeninas deleitándonos con su canto y una declamación sobre la educación y la crisis por la que está transcurriendo nuestro país. En el camino unos encontrarán rasgos positivos, otros no mucho. Pero sin duda, cada uno podrá extraer sus propias conclusiones. Por eso muy al caso recito un texto hermoso de nuestro fabulista griego Esopo, las dos alforjas, en la cual invita a los oyentes de la palabra a reflexionar sobre las acciones ajenas y personales:

56214330_2097599470275178_7612459104115621888_n
Aspectos de la conferencia del Dr. Luis Benavides (6)

Las dos alforjas δύο πέρας. Esopo.

Ἀνθρώπων ἕκαστος δύο πέρας φέρει, τὴν μὲν ἔμπροσθεν, τὴν δὲ ὄπισθεν. Γέμει δὲ κακῶν ἑκατέρα∙ ἀλλ’ ἡ μὲν ἔμπροσθεν ἀλλοτρίων, ἡ δὲ ὄπισθεν τῶν τοῦ φέροντος. Καὶ δία τοῦτο οἱ ἄνθρωποι τὰ μὲν ἐξ αὐτῶν κακὰ οὐχ ὁρῶσι, τὰ δὲ ἀλλότρια πάνυ ἀκριβῶς θεῶνται. Cada uno de los hombres lleva dos alforjas, una la lleva adelante y la otra, la lleva en la espalda. Cada una de ellas está llena de males. La de adelante está llena de los males ajenos, la de atrás está llena de los males del mismo que la lleva. Y por esto, los hombres no pueden ver los males de ellos mismos, pero pueden ver perfectamente los males ajenos.

Así, pues, queridos amigos, con todo, siendo las 9:40 de la mañana, doy por inaugurado este celebérrimo IV Simposio Nacional Antigüedad y Universidad, titulado: “Reforma educativa y humanismo” en el marco del Décimo tercer Aniversario de la Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz. Como homenaje a tres humanistas palafoxianos: Moisés Oropeza Reyes (helenista), David López Jiménez (latinista) y Bruno Fernández Abreu (artista).

Enhorabuena.

Juvenal_cruzvega@yahoo.com.mx

[1] Algunas de estas tesis las he presentado en cinco trabajos, uno titulado Defensa apasionada del humanismo clásico, presentado como ponencia en el XVI Congreso Internacional de Filosofía y América Latina, Universidad Pontificia de Santo Tomás, Bogotá, Colombia, 3 de julio de 2015. El segundo titulado: La hermenéutica analógica y la constitución del humanismo icónico analógico, presentado en el XI Coloquio Internacional de Hermenéutica analógica, Universidad Nacional Autónoma de México. México, D. F. 14 de octubre de 2015. Tercer trabajo titulado: Homenaje al doctor Guillermo Hernández Flores, un ejemplo del humanismo mexicano, presentado como ponencia en el Primer Simposio Nacional Antigüedad y Universidad, Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz, Puebla, Pue; 31 de octubre de 2015. El cuarto trabajo titulado: El maestro como paradigma en la tradición literaria, presentado como ponencia en el marco del VI Coloquio Nacional de la Asociación Mexicana de Estudios Clásicos: Diálogo entre Grecia y Roma. Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, 18 de febrero de 2016. El quinto trabajo: Amantes de las letras: el matiz humanista que requiere la formación universitaria: una propuesta desde la Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz, en el marco del XV Coloquio de estudiantes de Letras Clásicas: Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, 16 de abril de 2018.

[2] La crítica de la edad ateniense (600 a 300 a. C.), Alfonso Reyes Ochoa, 1941, en Obras Completas, Vol. XIII, FCE, México, 1961. También véase: Por amor al griego, la nación europea, señorío humanista, siglos XIV-XVII, Jacques Lafaye, FCE, México, 2005, p. 21.

[3] Conversación con Mauricio Beuchot Puente, entrevista de Juvenal Cruz Vega. Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz. Puebla, 2015.

[4] Entrevista y conversación con el doctor Justino Cortés Castellanos, a propósito de su libro de próxima aparición, Apología de la inculturación indígena, Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz, Puebla, Pue; 2015. Véase la idea original en Isaías 52, 7.

[5] Hechos 20,35. Esta sentencia no la han guardado los evangelistas, pero la alusión remite a Jesús. En este sentido engrandecemos al evangelista Juan cuando dice de Jesús lo siguiente: “Éste es el discípulo que da testimonio de todas estas cosas y que  las ha escrito. Y nosotros sabemos que su testimonio es verdadero. Hay además muchas otras cosas que hizo Jesús. Si se escribieran una por una, pienso que ni todo el mundo bastaría para contener los libros que se escribieran. Jn. 21, 24-25.

Un comentario en “IV Simposio Nacional Antigüedad y Universidad – Juvenal Cruz Vega

  1. Ojala hubiesen mas docentes con esta visión humanista de la educación en cada aula. Solo así el mundo, nuestro mundo tendría una ruta de mejora y de progreso en favor de las nuevas generaciones tan plagadas de ignorancia culpable. Petrus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.